La imagen de la Virgen del Pueblito ha sido ocultada en dos ocasiones para evitar su profanación durante la revolución (de 1914 a 1917) y en la persecución religiosa (de 1926 a 1929).
 

VISITA LEÓN LA VIRGEN DEL PUEBLITO 

     Los Colegios Franciscanos de León recibirán la visita de la Virgen del Pueblito del 13 al 17 de abril, como parte de los festejos del Año Jubilar por los 450 años de la Provincia de los Apóstoles Pedro y Pablo de Michoacán.

     El Instituto Leonés, el Colegio Fray Pedro de Gante y la Universidad Franciscana de México preparan ya las actividades para atender a tan apreciada visita. 

     Primero serán los alumnos de la UFM quienes tendrán la dicha de venerarla. En un segundo día la Virgen del Pueblito será trasladada a las instalaciones del Colegio Fray Pedro de Gante y los dos días siguientes serán los alumnos del Instituto Leonés quienes la custodiarán.

     Esta imagen religiosa se creó en el año de 1632 esculpida por el sacerdote franciscano Sebastián Gallegos en el templo de San Francisco de Querétaro y sirvió para iniciar la evangelización en esta zona del Bajío.

     La Virgen del Pueblito ha sido proclamada "especial protectora de la ciudad y de los campos contra pestes y enfermedades", "Reina de los queretanos" y "Generala".

     Dentro de los milagros y sucesos que están documentados de esta Virgen Peregrina se comentan el de una paralítica que caminó y el de un soldado carrancista que se robó el manto de la Virgen y poco después lo mató un rayo.

     En 1996, el obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, recibió una misiva del Vaticano, firmada por el Papa Juan Pablo II, donde se refiere a la Virgen del Pueblito como Patrona de la Diócesis de Querétaro y de la Provincia Franciscana de Michoacán.

     La milagrosa imagen de Ntra. Señora del Pueblito una escultura de madera colorida como de unos cincuenta centímetros de altura, representado a la madre de Dios en el misterio de su Concepción Inmaculada. 

     Al lado derecho tiene al Niño Dios en pie. Sirve de peana una imagen de San Francisco de Asís hincado y sosteniendo sobre la cabeza y las manos levantadas en alto, tres esferas que representan las tres órdenes fundadas por el Santo de Asís.